Sección Desde Llano Adentro

Abonos Orgánicos y Biopreparados



Para una producción de alimentos limpia, libre de agroquímicos se hace necesario en las labores de la huerta orgánica, preparar nuestros propios abonos, sustratos, biopreparados. En este capitulo veremos como se elaboran algunos bioinsumos como abonos, y bioinsecticidas a un costo muy irrisorio.

BOSQUE DE MANGLAR



Según estudios de la U.N. Los manglares de agua dulce son muy escasos en el mundo, sus raíces retienen más carbono que los mangles de agua salada y normalmente se ubican en la desembocadura de los ríos al mar. 

Este manglar de la imagen es más único aún, es otra especie de manglar que se encuentra al interior del continente, se registra en el Municipio de Pto. Rico Meta, y su ecosistema está en riesgo debido a los visitantes con fines recreativos cortan, pisan, hacen hogueras y son amenazados por los incendios forestales en épocas de verano.

El manglar rodea la laguna de San Vicente. Según biólogos los manglares de agua dulce son un ecosistema extraño en el contexto mundial, que presta importantes servicios al medioambiente.

LA MATANZA DE LA RUBIERA


Yo no sabía que era malo matar indio


Documental patrimonio fílmico realizado en los años 70´s

relatando el caso de la Matanza de la Rubiera.




Por: Daniel Samper


La Rubiera, Colombia, 500 años después de Colón

El día que comience la primavera del Llano se juzgará en audiencia pública a seis hombres y a dos mujeres que dieron muerte con revólveres, hachas y garrotes a dieciséis indios cuivas, entre seis meses y cincuenta años de edad.

La matanza de La Rubiera-como se ha llamado la historia-tiene como protagonistas a seis vaqueros que nunca habían visitado una ciudad y que conocieron la luz eléctrica en la cárcel, donde nació el hijo de uno de ellos pertenecientes a una región donde se detuvo el tiempo, sólo ahora, después de cuatro años de calabozo, han comenzado a imaginarse que tal vez « el indio no es un animal » como se les inculcó desde cuando tuvieron uso de razón.

Por eso sus confesiones en el momento de ser capturados, son escuetas. En ellas se advierte el afán por atribuirse las muertes violentas de los indios y una gran naturalidad para rehacer lo sucedido una tarde de diciembre, no lejos del río Canaparo en la Orinquia colombiana.
Como contraste surge la visión de esos mismos seres hoy, cuando dicen :