Sección Desde Llano Adentro

EL RANCHÓN LLANERO Y EL TECHO DE PALMA



Con una arquitectura muy propia que se originó en la época de los primeros asentamientos de las haciendas Jesuiticas en los llanos, estos ranchones han sido por tradición los que han albergado a los llaneros por generaciones. 

Hoy quedan  pocos ranchos con techo de palma y la teja de zinc a entrado a reemplazar el material natural. Tradicionalmente un techo construido en  palma de moriche o palma real, llegaba a durar hasta 12 años dependiendo de la calidad de la construcción y la calidad de la materia prima.

 Una causa que  ha ido cambiando el aspecto de la vivienda tipica llanera, se debe a la prevención de la enfermedad de "el mal de chagas", ya que el techo de palma es propicio para que  "el pito" insecto que produce la enfermedad, se aloje en estos techos de palma, poniendo en riesgo la salud de quienes habitan el ranchón. 
Aunque las tejas de zinc no brindan esa protección termo aislante que tiene el techo de palma, es un material con una extraordinaria durabilidad que definitivamente ha hecho un  bien al medio ambiente, evitado que se corten palmas. 

Alex Guzmán Alvis.



LA LAPA

Es un roedor que alcanza los 80 cm. de longitud, provista de una cola atrofiada, que no supera los 2 cm, y llega a pesar hasta 10 kg. Su pelaje es de color castaño oscuro y a cada lado del cuerpo se observan 4 hileras de manchas blancas. Sus patas son cortas y todas poseen 5 dedos.
Una característica anatómica peculiar de esta especie es el gran desarrollo de la zona de las mejillas, hecho que hace suponer, a primera vista, que este animal tiene 2 nueces en la boca.
La lapa es estrictamente nocturna y vive generalmente en zonas boscosas densas y altas, en las márgenes de arroyos, quebradas a ríos, en zonas pantanosas o anegadizas, bajas y húmedas o montañosas y templadas. Aparentemente son monógamos y la pareja es territorial. Se alimenta de frutas y semillas; es un animal sumamente arisco y utiliza cualquier cavidad que encuentra para hacer de ella su refugio.
Su período de gestación dura normalmente 118 días y en cada parto nace una sola cría, raramente 2, con los ojos abiertos y cubierta de pelos.
Por la exquisitez de su carne, la lapa es muy perseguida y su número está disminuyendo con celeridad; a ello contribuye, también, la destrucción de las bosques.
Es una especie de hábitats boscosos de zonas bajas y medianamente altas, presente en ocho biorregiones del país. Su tamaño poblacional es bajo, pero llega a ser medio en hábitats óptimos no perturbados, siendo considerada coma Vulnerable en el Lago de Maracaibo, Los Andes, Cordillera Central, Cordillera Oriental, Los Llanos y Sistema Coriano, debido a la cacería intensa a la que ha sido sometida y a la destrucción y fragmentación de los bosques donde vive; al Sur del Orinoco y el Sistema Deltaico esta especie parece encontrarse en condiciones relativamente estables. Se trata de una especie muy apreciada por la calidad de su carne tanto por indígena como campesino, llegando a ser ilegalmente vendida en restaurantes de algunas ciudades del país.

Fuente - http://ignav-animalesenvia.blogspot.com/